SHARE

El Uso de la hipnosis no es un juego y es extremadamente peligroso si no lo toman seriamente.

“En la primavera de 2011, el Colegio Secundario de North Port en Florida, tuvo un inquietante número de estudiantes que murieron durante un corto periodo de tiempo. Primero fue Marcus Freeman, de 16 años de edad, era quarterback o “Mariscal de Campo” en la escuela, que murió en un accidente de automóvil el 15 de marzo y de acuerdo con su novia, él presentó una extraña expresión en su rostro, cuando manejaba su carro, y luego se salió de la carretera. Luego vino Wesley Mc Kinley, de 16 años, que fue encontrado ahorcado, frente a su casa, el 8 de abril de 2011. La última víctima, de 17 años de edad, Bretaña Palumbo, fue encontrada colgada en el armario de su habitación, en mayo del 2011.”

El día después de la muerte de Wesley, George Kenney, director de la escuela, dijo a la policía que estos tres estudiantes fueron algunos de los 75 estudiantes que habían sido hipnotizados anteriormente. Kenney había enseñado a Marcus a hipnotizarse a sí mismo para que pudiera concentrarse mejor durante el fútbol. Para ayudar a Wesley entrar a la escuela de Artes Juilliard School, Kenney había hipnotizado al joven guitarrista el día antes que se ahorcó. Kenney también había hipnotizado a la joven Bretaña para ayudarla con su ansiedad ante los exámenes. Cuando sus marcas no mejoraron después de cinco meses, ella se quitó la vida.

Kenney , después de ser puesto bajo suspensión administrativa, renunció en junio de 2012. Se le dio un año de prueba para la práctica de la hipnosis terapéutica sin licencia. El consejo escolar de la ciudad acordó, con los padres de los estudiantes, darles $200,000 por familia como indemnización.

La Sociedad Americana de Hipnosis define la hipnosis como “Un estado o de absorción interna, de concentración y atención enfocada. Es como usar una lupa para enfocar los rayos del sol y hacerlos más poderosos. Del mismo modo, cuando nuestras mentes se concentran, somos capaces de utilizarla con más fuerza. Debido a que la hipnosis permite a la gente a usar más su potencial siendo el aprendizaje del auto-hipnosis es el último acto de auto-control.”

Aunque existe un acuerdo general de que existen ciertos efectos en la hipnosis, hay diferencias de opinión dentro de la comunidad investigadora y de clínicos, acerca de cómo funciona la hipnosis.

Algunos investigadores creen que la hipnosis puede ser utilizada por personas que crean poseer un rastro hipnótico, tanto como por tener rasgos asociados con la altura, el tamaño del cuerpo, color de pelo, etc. Otros profesionales que estudian y utilizan la hipnosis creen que hay fuertes componentes cognitivos e interpersonales que afectan la respuesta de un individuo a los ambientes y las sugestiones hipnóticas”.

La hipnosis se puede utilizar en los siguientes trastornos:

  • Trastornos gastrointestinales: (úlceras, colitis, enfermedad de
    Crohn’s),

  • Trastornos dermatológicos: (eczema, herpes, prurito [Picazón], psoriasis, verrugas),
  • Cirugía / Anestesiología,
  • El dolor: Agudo y crónico (dolor de espalda, dolor por cáncer,
    migrañas, artritis),

  • Quemaduras: Es posible que las quemadura de segundo grado
    pueden ir, a menudo, al tercer grado si la hipnosis se utiliza poco después de la lesión,

  • Las náuseas: Los vómitos asociados con la quimioterapia y el
    embarazo,

  • Parto: Se utiliza como analgésico para el trabajo,
  • Las alergias: La presión arterial alta, la enfermedad de Raynaud,
    entre otros usos.

    Como se observa, la hipnosis es una excelente herramienta si se usa correctamente. A continuación mencionaremos algunos conceptos erróneos básicos, acerca de qué es la hipnosis y lo que no lo es.

    La hipnosis no es un juego y no se utiliza como un truco de fiesta por un ‘mago’.

    La mayoría de las personas que se han encontrado con la hipnosis, es muy probable que no estuvieron en el consultorio de un médico. Desde los que ejecutan actos teatrales hasta los “magos”, muchos piensan en la hipnosis como un “acto” – una pantalla exagerada que está diseñada para la diversión del público.

    Sin embargo, la práctica de la hipnosis médica se remonta a miles de años en las culturas de todo el mundo. Alguna vez se utilizó para el control del dolor, y durante la cirugía, hasta que los médicos empezaron a utilizar éter. Hoy en día, se utiliza comúnmente como una herramienta de los médicos, dentistas, trabajadores sociales autorizados, psicólogos y terapeutas. La hipnosis se ha sabido, ser útil, para ayudar a los pacientes, desde la depresión y fobias hasta para dejar de fumar, para la pérdida de peso, el control del estrés y el síndrome del intestino irritable. Algunos hospitales incluso lo utilizan como una herramienta para reducir el dolor en las personas antes, durante y después de la cirugía, así como en pacientes con enfermedades crónicas.

    La hipnosis es un fenómeno en el que una persona – el “sujeto” – es llevado por un terapeuta para entrar en un estado de profunda relajación mental, dice el doctor David Patterson, profesor de psicología en los departamentos de medicina de rehabilitación, cirugía y psicología en la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington. Su juicio crítico disminuye, haciéndolos más sensibles a las sugerencias o ideas externas, dijo. “Es casi como si estuviera hablando directamente a los centros del cerebro que influyen en las cosas”, dice Patterson, “Usted es capaz de ajustar estos parámetros.”
    Por cada profesional médico que practica la hipnosis, hay otro que se mantiene escéptico de la misma. La investigación sugiere que la susceptibilidad hacia la hipnosis varía mucho de persona a persona – y algunos son resistentes al procedimiento-.

    Es difícil determinar la fuerza exacta de su poder, o definir precisamente lo que constituye un “estado hipnótico”. Sin embargo, los escáneres cerebrales indican que se producen cambios en la actividad cerebral durante la hipnosis. Se reducen los “mecanismos de control” que ayudan a una persona a tomar decisiones críticas, durante un conflicto, dice Patterson, haciendo que lleguen a un estado más abierto de la conciencia. Y los ensayos clínicos aleatorios, controlados, indican que el objetivo final de la hipnosis no es simplemente la relajación mental, – también es eficaz para todo, desde la reducción del dolor hasta el alivio de síndrome del intestino irritable.
    A pesar de que la hipnosis puede ser una herramienta médica eficaz, no está correctamente regulada. Algunos estados requieren una licencia obligatoria o registro, o tienen directrices para su práctica. Pero la mayoría de los estados tienen un enfoque de no – lo que significa que cualquier persona con un doctorado de psicología hasta un laico curioso, puede unirse a un gremio de hipnosis local y aprender por su cuenta.

    Patterson dice que una falta de supervisión, combinada con ideas falsas extraídas de los ejecutantes, significa que muchas personas que podrían beneficiarse de la hipnosis no lo toman en serio. Emily, ella misma, tiene dudas sobre si funcionaría; que había descartado previamente a la hipnosis como el dominio de los charlatanes. Pero después de que su terapeuta le dijo que haga una búsqueda de una persona con “ética” y profesionalismo, así como de una buena reputación. Hizo, en un punto específico, que lograra localizar a un terapeuta experimentado que le ofreció la hipnosis. Emily dice, existen estas personas – y son la mejor opción si usted está pensando en la hipnosis por razones médicas.

    Para hacer el cuento largo, en la búsqueda de una persona que lleva a cabo la hipnosis médica, no sólo es buscar en Google a un “hipnotizador” y a ver qué sale, dice Charlene Williams, que es una psicóloga clínica de la salud de la Universidad de California en Los Angeles, y que utiliza la hipnosis como preparación para la cirugía.

    “Un hipnotizador laico no tiene ningún entrenamiento médico o de salud mental”, dice Williams. “No es recomendable, para la seguridad y el bien de su eficacia, el verlos por razones de salud. Incluso con el pánico y cosas como dejar de fumar, a menudo hay ansiedad en cuestión. Y no se puede tratar la ansiedad, si usted no entiende los tratamientos de psicología y de ansiedad. Es muy importante ir a un hipnotizador que es, sobre todo, un profesional médico con licencia. Van a ser más ético en conocer los límites de su experiencia.”

    Mientras que algunos profesionales médicos con licencia anuncian los servicios de hipnosis, muchos no lo hacen. Williams recomienda a los individuos que busquen un terapeuta cualificado a través de sus terapeutas o médicos de atención primaria, o de las organizaciones de contacto como la Sociedad Americana de Hipnosis Clínica para obtener más información.

    Bajo hipnosis no está inconsciente o incapaz
    A pesar de que podría estar sentado, o en posición de supino, con su cuerpo completamente inmóvil y los ojos cerrados, aún está despierto durante la hipnosis, dice Emily. Ella recuerda las palabras y las instrucciones de su hipnotizador durante el proceso de la hipnosis.

    “Me pidió el identificar cualquier motivo, evento o cosa en mi subconsciente que podría ser la causa de que yo tenga problemas para conectarme con mi hijo y las personas en mi vida,” dice ella. Ella también fue capaz de mover sus dedos a voluntad – levantar un dedo de la derecha significaba “sí”; un dedo de la izquierda significa “no”.

    Por supuesto, la respuesta de todo el mundo varía. Algunas personas tienen una memoria clara de lo que sucede durante la hipnosis, mientras que otras el recuerdo les podría ser más borroso. Algunos podrían ser capaces de mover su cabeza o mover un dedo si se le solicita, mientras que otros permanecerán impasibles. Sin embargo, no está inconsciente, Patterson dice – se está simplemente en un estado de profunda relajación.

    “Por lo general se debe centrarse primero en ralentizar la respiración, luego hay una etapa de profundización”, dice Patterson. “Eso se hace a menudo haciendo que la gente verse a sí mismos el conteo, o suba por unas escaleras. Que vaya más y más profundamente en el subconsciente hasta llegar a la fase de sugerencia. Luego, se les dice las sugerencias clínicas, que se quiere dar”.

    A pesar de que está recibiendo “sugerencias” del hipnotizador, no se está a merced del practicante, dice Sally Greer, una terapeuta clínica que practica en Alexandria, Virginia, y que lleva a cabo la hipnoterapia para dejar de fumar, controlar el peso, respuestas fóbicas y reducción del estrés.

    “Hagan lo que hagan, bajo hipnosis, hay un consentimiento subyacente o el cumplimiento dentro de ti”, dice Greer. Si usted está tratando de utilizar la hipnosis para, por ejemplo, dejar de fumar, el hipnotizador no le puede obligar a arrojar el hábito si, en el fondo, no tiene verdadero deseo de renunciar a su Malboro. En su lugar, usted tiene que ser receptivo a las sugerencias que te dan. Si no es así, la hipnosis no funcionará en usted.

    La hipnosis no va a curar una enfermedad

    “Un error común es que la hipnosis es una bala mágica, y el problema se borrará mágicamente por el poder del hipnotizador”, dice Williams. La hipnosis puede ser un gran éxito en algunos, sin embargo, pueden ser ineficaces para otros. A veces, la hipnosis funciona bien en combinación con otros tratamientos – por ejemplo, en la terapia si está deprimido, en la medicación si tienes daño físico o el ejercicio y la dieta si usted está tratando de bajar de peso. A veces, la hipnosis funciona después de un período de sesiones corta; otras veces, se tarda por varias citas. Pero la hipnosis por sí sola rara vez es el todo, o el fin de toda solución a los problemas de alguien.

    Y aunque es una herramienta versátil que puede ser utilizada para todo, desde el dolor hasta el pánico, los expertos advierten que podría empeorar el trauma o los trastornos psicológicos graves si el proveedor no está capacitado y el paciente es inestable. “La hipnosis puede algunas veces, ayudar o causar muchos problemas.”, dice Patterson.

    Y en muchos casos, dicen los expertos, no está claro que la hipnosis termina y comienza la curación psicológica o física. Todo lo que se sabe es que su cuerpo, o la mente, están funcionando de nuevo – incluso usted no está seguro de que, si la hipnosis lo hizo o no.

    “La mayoría de la gente camina por el mundo en un trance de pérdida de poder. Nuestro trabajo es transformar eso en un trance de habilitación”. – Dr. Milton H. Ericsson.

    Fuentes:

    Kirstin Fawcett
    Asociación Americana para la Hipnosis Médica

    SU APORTACION ES MUY APRECIADA! DEJA TU COMENTARIO ABAJO.

  • 6 COMMENTS

    1. I hardly leave responses, however i did a few searching and wound up here La Hipnosis no es un Juego Mental | The New Mind Journal.
      And I actually do have 2 questions for you if you tend not to mind.
      Could it be only me or does it look as if like a few of the responses come across like written by brain dead individuals?
      😛 And, if you are writing at additional sites,
      I’d like to keep up with everything fresh you have to post.
      Could you list of all of all your social pages like your twitter feed, Facebook page or linkedin profile?

    2. Interesante blog . Aprendo algo con cada blog todos los días. Siempre es estimulante poder devorar el contenido de otros escritores. Desearía usar algo de tu post en mi blog, naturalmente dejare un enlace , si me lo permites. Gracias por compartir.

    3. I have it present to our mother for Xmas simply because she was the best precious jewelry freak. The actual one thing she cannot use much of is actually, bracelets. I purchased her the appeal bracelet as well as once she launched this yesterday she absolutley loved things! Today the problem are, her obtaining that it regarding and also down by herself. Haha… overall awesome item, things sent and also came completely early then my personal mom was enjoying information technology. Thank you.

    LEAVE A REPLY