Filosofía

El Misterioso Efecto Mariposa

Se ha convertido, en los tiempos modernos, en una metáfora de la existencia de momentos aparentemente insignificantes que alteran la historia y la forma del destino.

Hace casi 45 años, durante la 139ª reunión de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia, Edward Lorenz hizo una pregunta: «¿Las alas de una mariposa en Brasil desencadenaría un tornado en Texas?» La respuesta a esa pregunta probablemente difiere de lo que ha escuchado.

El concepto conocido como el efecto mariposa ha sido adoptado por la cultura popular, donde el término se usa a menudo para enfatizar la importancia descomunal de los pequeños sucesos, como en la película de 1990 La Habana, en la que Robert Redford, interpretando el papel de Jack Weil, jugador con un don para las matemáticas, proclama a su coprotagonista, Lena Olin, que «una mariposa puede revolotear sobre una flor en China y provocar un huracán en el Caribe».

Lorenz, el profesor de meteorología del Instituto de Tecnología de Massachusetts, de modales moderados, que desarrolló el concepto, nunca tuvo la intención de que se aplicara de esta manera. De hecho, tenía la intención de transmitir el punto opuesto.

El propósito de su pregunta provocadora dijo, era ilustrar la idea de que algunos sistemas dinámicos complejos exhiben comportamientos impredecibles de tal manera que pequeñas variaciones en las condiciones iniciales podrían tener efectos profundos y ampliamente divergentes en los resultados del sistema. Debido a la sensibilidad de estos sistemas, los resultados son impredecibles. Esta idea se convirtió en la base de una rama de las matemáticas conocida como teoría del caos, que se ha aplicado en innumerables escenarios desde su introducción.

La idea de Lorenz cuestionó las leyes introducidas ya en 1687 por Sir Isaac Newton, sugiriendo que la naturaleza es un sistema mecánico probabilístico, «un universo mecánico». De manera similar, Lorenz desafió a Pierre-Simon Laplace, quien argumentó que la imprevisibilidad no tiene cabida en el universo, afirmando que, si supiéramos todas las leyes físicas de la naturaleza, entonces «nada sería incierto y el futuro, como el pasado, estaría presente para nuestros ojos.»

Lorenz descubrió que esta interpretación determinista del universo no podía explicar la imprecisión en la medición humana de los fenómenos físicos. Observó que las relaciones interdependientes de causa y efecto de la naturaleza son demasiado complejas para resolverlas. Para aproximar los resultados más probables para sistemas tan complejos como los patrones climáticos, comenzó a usar conjuntos de condiciones de partida ligeramente diferentes para realizar simulaciones meteorológicas paralelas. Este método todavía se usa hoy para generar nuestros pronósticos meteorológicos diarios.

Ahora, planteamos una pregunta: «Si pudiéramos volver a ejecutar la vida desde el principio, ¿resultaría lo mismo?» En Replaying Evolution, Zachary Blount aborda esta pregunta a través de análisis empíricos del Experimento de evolución a largo plazo, un estudio en curso en evolución experimental, que ahora se acerca a los 30 años de investigación, que ha estado rastreando cambios genéticos en varias poblaciones inicialmente idénticas de la bacteria Escherichia coli. Investiga el papel de las pequeñas diferencias en el sustrato evolutivo en el resultado del proceso. Curiosamente, en Anyone Can Become a Troll, Justin Cheng, Cristian Danescu -Niculescu- Mizil, Jure Leskovec y Michael Bernstein explican que la probabilidad de que la gente común cultive ciertos comportamientos en línea también depende de un conjunto específico de circunstancias, que no garantizan ni excluyen la posibilidad de convertirse en agresor; y en Tecnología, Smart and Squishy Robots, Yigit Mengüç describe las condiciones tecnológicas únicas bajo las cuales el desarrollo de robots de cuerpo blando se hizo factible. Cada una de estas piezas presenta un sistema complejo (evolutivo, psicológico o técnico) que demuestra la utilidad de la teoría del caos para identificar circunstancias con resultados impredecibles.

Aunque Lorenz murió en el 2008, está claro que su contribución duradera a nuestra comprensión de los sistemas complejos merece celebración, particularmente este 23 de mayo, que habría sido su centésimo cumpleaños.

FENTE: Jamie L. Vernon

SHARE
RELATED POSTS
LA TECNOLOGÍA EXTRATERRESTRE Y EL CONTROVERSIAL ROBERT LAZAR
Enseñar Filosofía a los Presos Puede Cambiar la Dañina Cultura de la Prisión Machista
¿SERÍA LA REALIDAD SOLO UNA ILUSIÓN CUÁNTICA?

Comments are closed.