Psicología

Entendiendo el Síndrome “Capgras”

El síndrome de Capgras puede afectar a cualquier persona, pero es más común en las mujeres.

Una persona con síndrome de ‘Capgras’ cree irracionalmente que alguien que conoce ha sido reemplazado por un impostor. En algunos casos, también pueden creer que las mascotas o incluso los objetos inanimados son impostores.

El síndrome de Capgras lleva el nombre de Joseph Capgras, un psiquiatra francés que, junto con un colega, describió el trastorno por primera vez en 1923. Es una de varias afecciones clasificadas como síndromes de identificación errónea delirantes (DMS).

Aunque esta condición psicológica puede afectar a cualquier persona, es más común en mujeres que en hombres. El síndrome de Capgras puede ser muy perturbador para la persona afectada, así como para sus seres queridos.

Los síntomas del síndrome de Capgras pueden ser desconcertantes y frustrantes tanto para la persona afectada como para quienes la rodean y, a diferencia de otras afecciones de salud mental, que tienden a afectar muchos aspectos de la vida de una persona, una persona con síndrome de Capgras actúa normalmente, excepto alrededor de la persona o el objeto que creen es un impostor.

El síntoma más obvio del síndrome de Capgras es cuando alguien comienza a creer que una persona cercana a ellos es un doble o ha sido reemplazada por otra persona. La persona puede reconocer que el «impostor» se ve exactamente como el «original», pero cree que puede ver a través del «disfraz». Esto puede causar ansiedad y cambios en el comportamiento de alguien.

En algunos casos, una persona puede ser violenta con el «impostor», aunque no siempre es así. Es más probable que la persona parezca ansiosa o asustada. La persona afectada por el síndrome de Capgras puede obsesionarse con el «impostor» o con encontrar a la persona «real». Esto puede generar estrés, enojo y discusiones adicionales entre la persona afectada y quienes la rodean.

Si bien se desconoce la causa exacta del síndrome de Capgras, puede deberse a una lesión en el cerebro. Se desconocen las causas exactas del síndrome de Capgras, pero existen teorías sobre por qué ocurren sus síntomas. Una teoría es que el síndrome de Capgras es el resultado de una lesión cerebral que involucra lesiones en el encéfalo. Las lesiones traumáticas en el cerebro estuvieron presentes en más de un tercio de todos los casos documentados de síndrome de Capgras analizados en un estudio.

El síndrome de Capgras también podría ser causado por una desconexión entre la parte visual del cerebro y el área que procesa la familiaridad facial. Esta desconexión podría hacer que una persona identificara erróneamente a alguien que conoce.

Otras teorías sugieren que las enfermedades subyacentes, como la demencia o la enfermedad de Alzheimer, pueden ser la causa. Estas enfermedades alteran la forma en que una persona percibe el mundo que le rodea y recuerda las cosas. La esquizofrenia y la epilepsia también se cree que son las causas potenciales o condiciones coexistentes. Un estudio del 2015 analizó un caso de síndrome de Capgras que estaba relacionado con el hipotiroidismo o una glándula tiroides poco activa, por lo que los desequilibrios hormonales también pueden ser un factor de riesgo.

Los siguientes son algunos ejemplos de casos notificados de síndrome de Capgras:
En un caso, un hombre no pudo reconocer a sus padres cuando estaba cara a cara con ellos. Sin embargo, al hablar con ellos por teléfono, los reconoció sin problemas.

En este caso, es posible que el trastorno haya sido causado por una desconexión entre la visualización y el reconocimiento facial. Otros métodos de reconocimiento, como el reconocimiento de voz, no se vieron afectados.
En otro caso , una madre creía que los Servicios de Protección Infantil se habían llevado a su hija y la habían reemplazado por un impostor. A la madre le diagnosticaron síndrome de Capgras y le recetaron medicamentos, pero no se pudo convencer de la identidad de su hija.

El tratamiento de las condiciones subyacentes con una terapia puede ayudar a reducir o curar los síntomas del síndrome de Capgras.

Actualmente, no existe un tratamiento estándar para las personas afectadas por el síndrome de Capgras, y se necesita más investigación para encontrar la forma más eficaz de tratarlo.

En algunos casos, tratar la afección subyacente puede reducir o curar los síntomas de una persona. Por ejemplo, controlar o tratar la enfermedad de Alzheimer puede mejorar los síntomas del síndrome de Capgras.

Los tratamientos para las afecciones subyacentes varían ampliamente, pero pueden incluir: antipsicóticos, terapia, cirugía, medicamentos para la memoria y el reconocimiento. En algunos casos, la terapia de validación puede resultar útil. La terapia de validación se centra en que alguien acepte la identificación errónea para ayudarlo a relajarse y reducir la ansiedad.

En otros casos, los cuidadores y las instalaciones pueden intentar activamente conectar a la persona en la realidad, en la medida de lo posible, dándole recordatorios frecuentes de la hora y el lugar.

Los cuidadores y los miembros de la familia también pueden ayudar proporcionando un espacio seguro y cómodo, libre de factores estresantes externos, tanto como sea posible.

Es posible que algunas personas con síndrome de Capgras nunca logren una recuperación completa. Sin embargo, los cuidadores y los familiares pueden ayudar a reducir los síntomas de su ser querido, incluidos la ansiedad y el miedo.

Fuente: Jenna Fletcher / Medical News Today

SHARE
RELATED POSTS
Entendiendo la Psicología de la 3ª Generación
Entendiendo la Psicología del Racismo
La Psicología de la Pandemia Viral

Comments are closed.