Psicología

Entendiendo la Psicología de la 3ª Generación

Se le da especial relevancia a lo que la persona cuenta de sí misma y lo que cuenta y cómo le cuenta a los demás, a las personas que lo rodean.

La psicología de la tercera generación, también conocida como las terapias de tercera generación o terapias conductuales, surge a fines de los años 80, desarrollándose completamente con varios manuales clínicos durante los años 90. Desde entonces, han seguido desarrollándose y aplicando a todo tipo de problemas clínicos, demostrando su eficacia en casos clínicos y en estudios grupales.

Pero antes de entrar en detalles sobre lo que es la psicología de tercera generación, es necesario comprender cuáles son las terapias de primera y segunda generación:

PRECEDENTES DE LA PSICOLOGÍA DE 3ª GENERACIÓN. LAS TERAPIAS DE LA PRIMERA Y SEGUNDA GENERACIÓN 

Cuando hablamos de terapias de primera generación, nos referimos a las terapias conductuales. Es decir, el acondicionamiento clásico Pávlov y el acondicionamiento operativo de Skinner. En ese momento, estas terapias fueron muy útiles para abordar todo tipo de trastornos neuróticos (miedos, fobias, depresiones …).

En cambio, cuando hablamos de terapias de segunda generación, nos referimos a terapias cognitivas conductuales, que suponen que los pensamientos distorsionados son la causa de los trastornos psicológicos. De hecho, la terapia cognitiva conductual es la más representada en el movimiento de los tratamientos psicológicos que han demostrado su efectividad en relación con la medicación.

 ¿Qué es la psicología de tercera generación?

La psicología de tercera generación tiene una perspectiva funcional y contextual de los trastornos psicológicos. Este enfoque o perspectiva ha recibido el nombre de Contextualismo Funcional. El contextualismo funcional estudia los eventos psicológicos, incluidos los trastornos, entendidos de acuerdo con su historia y circunstancias actuales.

Es funcional porque analiza el comportamiento de la persona, pero destaca su comportamiento verbal y la clarificación de los valores. Se le da especial relevancia a lo que la persona cuenta de sí misma (su situación, su problema) y lo que cuenta y cómo le cuenta a los demás, a las personas que lo rodean.

La cuestión no es analizar el problema, sino dar una orientación más práctica cuyo objetivo es encontrar soluciones a través de una aclaración de valores que obviamente serán muy diferentes según el paciente.

Por otro lado, la psicología de tercera generación es contextual porque comprende el contexto de acuerdo con tres dimensiones:

  • Persona: Comprender como persona el sujeto social-verbal. Es decir, el paciente tiene un pasado que lo precede y una forma de ser que lo caracteriza.

 

  • Relación terapéutica: se refiere al contexto de la terapia como apoyo, ayuda con la corrección, redirección, aprendizaje …

 

  • Entorno: se refiere al entorno en el que la persona a ser tratada (familia, amigos, trabajo …).

Las tres dimensiones se superponen, de modo que las tres son interdependientes e interconectadas. Los tres intervienen positiva o negativamente (dependiendo del caso y las circunstancias) a los cambios positivos / negativos que pueden ocurrir en el paciente.

De esta manera, las terapias de psicología de tercera generación se basan en dos principios básicos:

  •   Aceptación: Se propone que la persona acepte los síntomas, que el paciente no lo intente, no tenga como objetivo deshacerse de ellos, abandonar esa lucha persistente que tiene consigo mismo.

 

  • Activación: Con esto queremos decir que el paciente reorienta su vida de acuerdo con sus valores.

 

Fuente: NotesRead

SHARE
RELATED POSTS
La Inteligencia Artificial (IA) y el Cuidado de la Salud Mental
Nuestro Cerebro se Sincroniza Durante la Terapia Musical
La Importancia de la Salud Mental Durante el Brote del Coronavirus

Comments are closed.