Neurociencia

Investigación Muestra el Impacto de la Pobreza en la Actividad Cerebral de los Niños

Actividad Cerebral de los ninos

Los niños de bajos niveles socioeconómicos, y cuyas madres tienen niveles más bajos de educación, tienen una actividad cerebral más débil en áreas del cerebro asociadas con la memoria de trabajo y tienen más probabilidades de experimentar problemas de atención.

Los investigadores descubrieron que los niños de bajos ingresos, donde las madres también tenían un bajo nivel de educación, tenían una actividad cerebral más débil y tenían más probabilidades de distraerse.

«El investigador principal, John Spencer, de la Escuela de Psicología de la UEA, dijo: “Cada año, 250 millones de niños en países de bajos y medianos ingresos no logran alcanzar su potencial de desarrollo.

“Existe, por lo tanto, una creciente necesidad de comprender el impacto global de la pobreza en el desarrollo temprano del cerebro y del comportamiento.

“Los trabajos anteriores han demostrado que la pobreza y las adversidades tempranas afectan significativamente el desarrollo cerebral, contribuyendo a un círculo vicioso de pobreza. Pero pocos estudios han analizado la función cerebral al principio del desarrollo.

“Queríamos descubrir más sobre el desarrollo funcional del cerebro de los niños nacidos en entornos más pobres, para ver por qué muchos no alcanzan su máximo potencial. Este trabajo es el primer paso en los esfuerzos de intervención diseñados para mejorar la salud cerebral temprana, antes de que la adversidad pueda afianzarse».

El equipo, que incluyó investigadores de la Universidad de Stirling, realizó su estudio en Uttar Pradesh, que es la región más poblada de la India.

«Usando un dispositivo portátil de ‘espectroscopia funcional infrarrojo-cercano” (fNIRS ), midieron la actividad cerebral de 42 niños de entre cuatro meses y cuatro años en entornos rurales.

Los sistemas fNIRS emiten luz infrarroja cercana en el tejido cortical a través de fuentes colocadas en la cabeza a través de una tapa especial, conectada a una computadora.

«Investigaron la «memoria de trabajo visual» de los niños, o qué tan bien pueden almacenar información visual y detectar cambios en el entorno visual cuando ocurren.

“Usamos nuestra memoria de trabajo visual unas 10,000 veces al día. Los niños comienzan a desarrollar esta habilidad en la primera infancia y mejoran gradualmente a lo largo de la infancia y la adolescencia. Sabemos que es un excelente marcador del desarrollo cognitivo temprano”, dijo el profesor Spencer.

El estudio se realizó en colaboración con el Community Empowerment Lab con sede en Lucknow, India. Los participantes fueron reclutados de aldeas alrededor de Shivgarh en Uttar Pradesh.

Participaron en una prueba visual que incluía pantallas parpadeantes de cuadrados de colores. El objetivo de la prueba era ver si los niños podían recordar los colores lo suficientemente bien como para detectar que siempre había un cambio de color en un lado de la pantalla, mientras que los colores en el otro lado siempre se mantenían igual.

Se tomaron en cuenta factores tales como la educación de los padres, el ingreso, la casta, la religión, el número de hijos en la familia y el estado económico.

 

Los resultados fueron comparados con niños de familias en el medio oeste de América.

El equipo de investigación encontró que los niños en la India, de familias con bajos ingresos e educación materna, mostraron una actividad cerebral más débil y una supresión de distracción más pobre en el área de la corteza frontal izquierda del cerebro que está involucrada en la memoria de trabajo.

       El estudio también demuestra que las tecnologías de neuroimagen portátiles se pueden utilizar en las zonas rurales del mundo en desarrollo, lo que llevaría las tecnologías innovadoras a los lugares que más necesitan herramientas de evaluación temprana.

       «Al asociarnos con familias de la comunidad local y traer tecnologías innovadoras al campo, esperamos que juntos podamos romper este ciclo de pobreza en el trabajo futuro», afirmaron los investigadores.

Fuente: University of East Anglia.

SHARE
RELATED POSTS
COMER CARNE PROCESADA PODRÍA AUMENTAR EL RIESGO DE DEMENCIA
Artículos y temas de conocimiento científicos
Científicos logran Crear un ‘Neurotransistor’ Artificial
LA CÚRCUMA Y SUS INCREÍBLES PROPIEDADES NEURO-PROTECTORAS

Comments are closed.