Psicología

La Importancia de Enseñar la Inteligencia Emocional a los Niños  

La inteligencia emocional no solo involucra las emociones de un niño. También involucra las emociones de otros en la vida de un niño

En los adultos, la inteligencia emocional y la capacidad de comprender y manejar las emociones, puede ayudar en las interacciones sociales e incluso está vinculada a diversos grados de éxito.

¿Y los niños? Puede ser difícil de entender, pero muchos educadores sugieren que a los niños pequeños se les debe enseñar los conceptos básicos de la inteligencia emocional para prepararlos para su futuro.

Cuando enseñas a los niños inteligencia emocional, cómo reconocer sus sentimientos, entender de dónde vienen y aprender a lidiar con ellos, les enseñas las habilidades más esenciales para su éxito en la vida. La investigación ha demostrado que la inteligencia emocional o EQ «predice más del 54% de la variación en el éxito (relaciones, efectividad, salud, calidad de vida)». Datos adicionales concluyen que «los jóvenes con un EQ alto obtienen mejores calificaciones, permanecen en la escuela y toman decisiones más saludables «.

«El uso efectivo de las emociones por parte de los niños les permite controlar sus reacciones instintivas en condiciones estresantes, aprender a comunicar mejor su estado emocional, desarrollar relaciones saludables con familiares y amigos y tener éxito en la escuela, el trabajo y la vida» (Elias & Weisberg, 2000; Elias et al., 1997; Payton et al., 2000).

«La inteligencia emocional es lo más importante que le podemos ensenar a nuestros niños.”

Los componentes clave de la inteligencia emocional son la motivación, la autorregulación, la autoconciencia, las habilidades sociales y la empatía. En niños y adultos, cada componente puede ser evaluado, y las habilidades mejoradas para promover el crecimiento en nuestra inteligencia emocional.

La investigación ha demostrado que los niños que son emocionalmente inteligentes obtienen mejores resultados tanto en la escuela como en el trabajo. Habilidades como la comunicación y el manejo del estrés se están convirtiendo en rasgos muy buscados en la fuerza laboral. Las personas emocionalmente inteligentes son más capaces de hacer frente a situaciones y personas difíciles, mientras se desempeñan a un ritmo muy exitoso tanto en el trabajo como en la escuela.

La inteligencia emocional no solo involucra las emociones de un niño. También involucra las emociones de otros en la vida de un niño. Al obtener inteligencia emocional, pueden comprender cómo se sienten los demás y pueden mejorar la calidad de sus interacciones sociales.

La inteligencia emocional ayuda al niño a relacionarse con quienes lo rodean, una habilidad necesaria para toda su vida.

El primer paso es ayudarlos a nombrar la emoción que sienten. En lugar de suprimir o ignorar la ira, la frustración, la alegría exagerada, etc., pregúntele al niño cómo se siente. Cuando se ayuda a un niño a darse cuenta de que está experimentando una emoción y qué es exactamente, comienza a identificar y reconocer sus sentimientos.

Después de que el niño practique la identificación de sentimientos y emociones, haga algunas preguntas como «¿Cuál fue el momento más feliz de hoy?» Tanto los niños como los adultos experimentan una amplia gama de emociones durante todo el día, y una pregunta como esta los ayudará a reflexionar, reconocer, y tomar conciencia de ellos.

Lo último que debe hacer para ayudar a enseñar a un niño a reconocer y comprender sus emociones, así como las emociones de los demás, es predicar con el ejemplo. Un padre debe explicarle a su hijo cómo se siente y por qué, para mostrarle cómo reconocer las emociones, tanto positivas como negativas, y tratarlas de manera saludable.

 

Fuente: Michelle Dell ‘Aquila

SHARE
RELATED POSTS
Nuestro Cerebro se Sincroniza Durante la Terapia Musical
El cerebro embrujado
Efectos del Aceite de Lavanda
Los Excelentes Efectos del Aceite de Lavanda en la Ansiedad

Comments are closed.