Biología

Vinculan la Empatía Maternal a Cambios ‘Epigenéticos’

La modificación del gen de la Oxitocina se correlaciona con la angustia personal, una respuesta emocional relacionada con la empatía.

El comportamiento de los padres está profundamente relacionado con la capacidad de empatizar con los hijos. Por lo tanto, para comprender mejor por qué ciertos padres reaccionan de cierta manera a ciertas situaciones, es crucial comprender cómo se forma la empatía. Los científicos ahora han arrojado luz sobre la interconexión entre el gen de la oxitocina, la estructura del cerebro y la empatía materna.

“La oxitocina es una hormona poderosa que actúa como neurotransmisor en el cerebro. Desempeña un papel importante en la reproducción, iniciando las contracciones antes del nacimiento y la liberación de leche. Y se cree que está involucrado en una cognición y un comportamiento sociales más amplios, que potencialmente van desde el vínculo madre-hijo y la conexión romántica hasta las actitudes y los prejuicios relacionados con el grupo.”

Nuestra capacidad para sentir y comprender las emociones de los demás, o «empatía», es el núcleo de nuestros comportamientos prosociales, como la cooperación y el cuidado. Los científicos han reconocido dos tipos de empatía: cognitiva y afectiva. La empatía cognitiva implica comprender las emociones de otra persona a nivel intelectual, teniendo en cuenta la situación de alguien y cómo reaccionaría (por ejemplo, «ponerse en el lugar de otra persona»). La empatía afectiva, por otro lado, es una especie de contagio emocional, donde sientes la emoción de alguien de manera instintiva después de observar su expresión u otros indicadores del estado de ánimo. Ambos tipos predicen claramente cómo se comportan los padres con sus hijos y, posteriormente, pueden influir en el desarrollo psicológico del niño. Por lo tanto, comprender cómo se forma la empatía puede ayudarnos a descifrar el comportamiento de los padres.

Cuando se trata de los mecanismos biológicos de la empatía, los científicos están particularmente interesados ​​en la oxitocina, la llamada «hormona del amor». Los niveles altos de oxitocina predicen una crianza sensible, pero no está claro cómo el gen relacionado con la oxitocina podría generar variaciones en la empatía y el comportamiento de los padres. Una posible explicación son los cambios ‘epigenéticos’ en el gen, una forma de alterar la función del gen sin cambiar la secuencia real del ADN. Específicamente, la «metilación del ADN», la adición de un grupo químico llamado grupo «metilo» en lugares específicos, en el gen de la oxitocina (llamado OXT) se ha asociado con rasgos de personalidad y estructura cerebral en humanos. Esto plantea una pregunta: ¿puede la metilación de OXT influir en la empatía en las madres? Un equipo de científicos de la Universidad de Fukui en Japón, dirigido por el profesor Akemi Tomoda, ha decidió averiguarlo.

Específicamente, los científicos querían investigar cómo la metilación de OXT, la estructura cerebral y la empatía se relacionan en las madres. Para ello, midieron la metilación de OXT a través de análisis de muestras de saliva de 57 madres japonesas que cuidaban al menos a un niño pequeño. Además, utilizaron una técnica de resonancia magnética llamada «morfometría basada en vóxeles» para examinar el tamaño de las regiones del cerebro relacionadas con la metilación de OXT, con el objetivo de identificar cualquier conexión entre la morfología del cerebro y la metilación del ADN. Esto es parte de un nuevo y emocionante campo llamado «epigenética de imágenes» que busca explicar el comportamiento vinculando los cambios epigenéticos con las estructuras y / o funciones del cerebro. Finalmente, utilizaron un cuestionario de psicología bien establecido para determinar los niveles de empatía cognitiva y afectiva que tienen.

Los hallazgos mostraron que la metilación de OXT se correlacionó positivamente con la «angustia personal» de la madre, relacionada con la crianza severa. Además, la metilación de OXT se correlacionó negativamente con el volumen de materia gris en la circunvolución temporal inferior derecha. En otras palabras, la alta metilación del gen de la oxitocina redujo el volumen cerebral en la circunvolución temporal inferior mientras aumentaba la angustia personal. «Este es el primer estudio que encuentra una correlación entre la metilación del ADN del gen de la oxitocina con la empatía, y el primero en vincular esa metilación con la empatía y la variación en la estructura del cerebro», comentó el Prof. Tomoda. «Por lo tanto, obtuvimos información muy importante sobre la relación entre este gen y el fenotipo, o la manifestación física de la expresión genética».

Los investigadores también utilizaron análisis estadísticos para averiguar si la metilación del ADN afectaba los cambios en la estructura del cerebro o viceversa. Pero no encontraron un efecto significativo del volumen de materia gris de la circunvolución temporal inferior sobre la metilación y la empatía de OXT. Esto significa que la estructura del cerebro no pareció mediar la relación entre los cambios epigenéticos en el gen OXT y la empatía.

Estos hallazgos arrojan luz sobre los complejos procesos involucrados en la empatía materna, que podrían tener una contribución real en la comprensión del desarrollo psicológico de los niños. Como explica el profesor Tomoda, «nuestro estudio realmente ayuda a aclarar el vínculo entre la metilación del gen de la oxitocina y la empatía de los padres, así como los efectos en las partes del cerebro relacionadas con la empatía. Esta comprensión aumenta los esfuerzos para comprender mejor a los niños maltratados y contribuye a su desarrollo saludable».

Fuente: Universidad de Fukui

SHARE
RELATED POSTS
Distanciamiento Social : Aprendamos de los Animales Para Evitar Enfermedades
Científicos Identifican el Gen Relacionado a la Delgadez
abejas mas grandes del planeta
Las abejas más grandes del planeta resurge

Comments are closed.