Filosofía

El Enigmático Pico de Adán

El curioso pasaje en una montaña en Sri Lanka que atrae escaladas de múltiples naciones y religiones.

El Pico de Adán es una montaña ubicada en las selvas del suroeste de Sri Lanka. Esta montaña se considera un sitio sagrado para cuatro religiones principales del mundo; budismo, hinduismo, cristianismo e islam. Sin embargo, antes de que existiera cualquiera de estas religiones principales, la montaña fue adorada por los Vedas, que eran los habitantes aborígenes de Sri Lanka. Según los escaladores, la montaña parece tener un atractivo espiritual y magnético.

Si usted está del familiarizado con las religiones abrahámicas, podría saber que Adán, se cree, era el primer hombre. El significado de la palabra «Adán» en realidad se deriva de la palabra hebrea que significa «hombre de la Tierra». Por lo tanto, no es difícil establecer la conexión de por qué se hace referencia a esta montaña en ciertas sectas del cristianismo y del islam, como el primer lugar donde Adán dio sus pasos después de abandonar el Jardín del Edén. En realidad, hay una huella en la cima de la montaña que nunca parece desaparecer.

La montaña se conoce aún más comúnmente como Sri Pada, que significa «huella sagrada» en sánscrito. Para los budistas, que constituyen el grupo más grande de peregrinos que visitan la montaña, llegan a ver la huella que creen que no es otra que la del propio Buda. Pero, a diferencia de las otras religiones, los budistas creen que la huella real está realmente debajo de la huella más grande en la cumbre, y está impresa en un gran zafiro. Se dice que fue dejado por el Buda durante su tercera y última visita a Sri Lanka.

Para los hindúes, la montaña adquiere un significado anterior, el de la creación. En hindi, la montaña se llama Sivan Adi Padham, que significa «Huella de Shiva». Dado que la huella en la cumbre es en realidad de 5 pies y 7 pulgadas de largo y 2 pies y 6 pulgadas de ancho, tiene más sentido que una deidad así la deje. Se dice que la huella quedó en ese lugar cuando el dios Shiva bailó, y así, entonces, creó el mundo.

 

 

 

 

Por: Alexandria Addesso. Kean Univesity, New Jersey.
 

SHARE
RELATED POSTS
Lo que Einstein quiso decir con ‘Dios no juega a los dados’
dejarse llevar por sus instinto
Deberíamos Seguir Nuestros Instintos
¿QUÉ ES LA CONCIENCIA?

Comments are closed.