Biología

¿Existe Vida Inteligente en Otros Planetas?

Crédito: NASA / JPL-Caltech .

Los astrofísicos están buscando las firmas físicas y químicas que indiquen tecnología avanzada.

Los científicos han descubierto más de 4,000 planetas fuera de nuestro sistema solar. En la búsqueda de vida inteligente, astrofísicos, incluido Adam Frank de la Universidad de Rochester, están buscando las firmas físicas y químicas que indicarían tecnología avanzada.

En 1995, un par de científicos descubrieron un planeta fuera de nuestro sistema solar orbitando una estrella de tipo solar. Desde ese hallazgo, que les valió a los científicos una parte del Premio Nobel de Física del 2019, los investigadores han descubierto más de 4,000 exoplanetas, incluidos algunos planetas similares a la Tierra que pueden tener el potencial de albergar vida.

Sin embargo, para detectar si los planetas albergan vida, los científicos deben determinar primero qué características indican que la vida está (o alguna vez estuvo) presente.

Durante la última década, los astrónomos han realizado un gran esfuerzo tratando de encontrar qué rastros de formas simples de vida, conocidas como «biofirmas», podrían existir en otras partes del universo. Pero ¿y si un planeta alienígena albergara vida inteligente que construyera una civilización tecnológica? ¿Podría haber «tecno firmas» que crearía una civilización en otro mundo que pudieran verse desde la Tierra? ¿Y podrían estas firmas tecnológicas ser incluso más fáciles de detectar que las firmas biológicas?
Adam Frank, profesor de física y astronomía en la Universidad de Rochester, tiene información para responder a estas preguntas. La subvención financiará su estudio de las firmas tecnológicas, signos detectables de tecnología pasada o presente utilizada en otros planetas. Esta es la primera subvención de firma tecnológica no radiofónica otorgada por la NASA y representa una nueva dirección emocionante para la búsqueda de inteligencia extraterrestre (SETI).

«SETI siempre se ha enfrentado al desafío de averiguar dónde buscar», dice Frank. «¿A qué estrellas apunta su telescopio y busca señales? Ahora sabemos dónde mirar. Tenemos miles de exoplanetas, incluidos planetas en la zona habitable donde se puede formar la vida. El juego ha cambiado».

La naturaleza de la búsqueda también ha cambiado. Una civilización, por naturaleza, necesitará encontrar una manera de producir energía y, dice Frank, «hay tantas formas de energía en el universo. Los extraterrestres no son mágicos».

Aunque la vida puede tomar muchas formas, siempre se basará en los mismos principios físicos y químicos que subyacen al universo. La misma conexión se aplica a la construcción de una civilización; cualquier tecnología que utilice una civilización alienígena se basará en la física y la química. Eso significa que los investigadores pueden usar lo que han aprendido en los laboratorios terrestres para guiar su pensamiento sobre lo que pudo haber sucedido en otras partes del universo.

«Mi esperanza es que, utilizando esta subvención, cuantificaremos nuevas formas de sondear signos de civilizaciones tecnológicas alienígenas que son similares o mucho más avanzadas a la nuestra», dice Loeb, Frank B. Baird, Jr., profesor de ciencia en Harvard.

Los investigadores comenzarán el proyecto observando dos posibles firmas tecnológicas que podrían indicar actividad tecnológica en otro planeta:

  

   Paneles solares. Las estrellas son uno de los generadores de energía más poderosos del universo. En la Tierra, aprovechamos la energía de nuestra estrella, el sol, por lo que «usar la energía solar sería algo bastante natural para otras civilizaciones», dice Frank. Si una civilización usa muchos paneles solares, la luz que se refleja del planeta tendría una determinada firma espectral, una medida de las longitudes de onda de la luz que se reflejan o absorben, lo que indica la presencia de esos colectores solares. Los investigadores determinarán las firmas espectrales de la recolección de energía solar planetaria a gran escala.

Contaminantes. «Hemos recorrido un largo camino hacia la comprensión de cómo podríamos detectar vida en otros mundos a partir de los gases presentes en las atmósferas de esos mundos», dice Wright, profesor de astronomía y astrofísica en Penn State. En la Tierra, podemos detectar sustancias químicas en nuestra atmósfera por la luz que absorben las sustancias químicas. Algunos ejemplos de estos productos químicos incluyen metano, oxígeno y gases artificiales como los clorofluorocarbonos (CFC) que alguna vez usamos como refrigerantes. Los estudios de biofirma se centran en sustancias químicas como el metano, que producirá la vida simple. Frank y sus colegas catalogarán las firmas de sustancias químicas, como los CFC, que indican la presencia de una civilización industrial.

 

La información se recopilará en una biblioteca en línea de firmas tecnológicas, y que los astrofísicos podrán utilizar como herramienta comparativa al recopilar datos.

«Nuestro trabajo, es decir, ‘esta banda de longitud de onda es donde podría ver ciertos tipos de contaminantes, esta banda de longitud de onda es donde vería la luz solar reflejada en los paneles solares», dice Frank. «De esta manera, los astrónomos que observan un exoplaneta distante sabrán dónde y qué buscar si están buscando firmas tecnológicas «.

El trabajo es una continuación de la investigación anterior de Frank sobre astrofísica teórica y de SETI, incluido el desarrollo de un modelo matemático para ilustrar cómo una población tecnológicamente avanzada y su planeta podrían desarrollarse o colapsar juntos; clasificar hipotéticas “exo-civilizaciones” en función de su capacidad para aprovechar la energía; y un experimento mental que preguntaba si una civilización tecnológica anterior, extinta hace mucho tiempo en la Tierra, todavía sería detectable hoy.

Fuente: Universidad de Rochester

SHARE
RELATED POSTS
Distanciamiento Social : Aprendamos de los Animales Para Evitar Enfermedades
Importante avance en biología celular
el misterioso coronavirus
La Verdad Detrás del Coronavirus

Comments are closed.