Antropología

Se Encontraron Genes de Neandertales en Poblaciones Africanas 

 Un cráneo de Neandertal. Anteriormente se creía que solo las poblaciones no africanas
portaban genes de Neandertales. Fotografía: Universal Images Group North America LLC / Alamy

Los hallazgos sugieren que los linajes humanos y Neandertales están más estrechamente entrelazados de lo que alguna vez se pensó.

Recientemente se ha revelado que las poblaciones africanas comparten ascendencia Neandertal, por primera vez, en hallazgos que agregan un nuevo giro a la historia de los humanos antiguos y nuestros parientes más cercanos conocidos.

Anteriormente se creía que solo las poblaciones no africanas portaban genes Neandertales debido al cruzamiento que tuvo lugar después de una importante migración humana fuera de África y en todo el mundo hace unos 60,000 años.

Los últimos hallazgos sugieren que los linajes humanos y Neandertales están más estrechamente entrelazados de lo que se pensaba y apuntan a eventos de cruzamiento mucho más antiguos, hace unos 200,000 años.

«Nuestros resultados muestran que esta historia fue mucho más interesante y hubo muchas oleadas de dispersión fuera de África, algunas de las cuales llevaron a la mezcla entre humanos modernos y Neandertales que vemos en los genomas de todos los individuos vivos de hoy», dijo Joshua Akey, un biólogo evolutivo en la Universidad de Princeton .

El estudio sugiere que los europeos y asiáticos vivos tienen aproximadamente un 1% de ADN de Neandertal, en comparación con un promedio de 0.3% para los de ascendencia africana.
Akey y sus colegas creen que este ADN Neandertal llegó a África con antiguos europeos cuyos antepasados, durante muchas generaciones, dejaron África, se encontraron y se aparearon con los Neandertales y luego regresaron a África y se mezclaron con las poblaciones locales.

«Un aspecto importante de nuestro estudio es que destaca que los humanos y los homínidos se movían dentro y fuera de África durante cientos de miles de años y ocasionalmente se mezclaban», dijo Akey. «Estas migraciones de regreso a África, en gran parte de antepasados ​​de europeos contemporáneos, llevaron consigo secuencias de Neandertales y, a través de la mezcla, contribuyeron a la ascendencia de Neandertal que detectamos hoy en los individuos africanos».

Los detalles cada vez más precisos de los patrones de migración de nuestros antepasados ​​y los encuentros íntimos con otros tipos de humanos se están enfocando gracias al advenimiento de técnicas sofisticadas de genética computacional.

Estos métodos estadísticos permiten a los científicos alinear el genoma de los Neandertales junto con el de los humanos y ADN modernos de diferentes poblaciones vivas y determinar si los diferentes linajes han estado divergiendo constantemente o si hay puntos donde se intercambiaron grandes fragmentos de ADN en ciertos puntos de tiempo.

La última comparación resalta genes humanos antiguos previamente desapercibidos en el genoma del Neandertal, aparentemente adquiridos de eventos de cruzamiento que datan de hace aproximadamente 200,000 años. Esto sugiere que un grupo temprano de humanos viajó desde África a Europa o Asia, donde se encontraron con poblaciones de Neandertales y dejaron una leve huella en su genoma que aún podía detectarse más de 100,000 años después.

El documento también destaca la relativa falta de investigación genética en poblaciones africanas, a pesar de que los humanos modernos han surgido por primera vez en el continente y a pesar de que las poblaciones africanas hoy en día son más diversas genéticamente que los habitantes del resto del mundo juntos.

«Para comprender mejor la variación genómica humana y la historia evolutiva humana, es imprescindible realizar una muestra exhaustiva de individuos de todas las regiones del mundo, y África sigue siendo una de las regiones menos estudiadas», dijo Akey.

No se sabe si todas las poblaciones africanas, algunas de cuyas raíces se extienden al pasado profundo, comparten esta herencia Neandertal. Las poblaciones de KhoeSan (bosquimanos) y Mbuti (pigmeos del África central), por ejemplo, parecen haberse separado de otros grupos hace más de 100,000 años.

Fuente: Hannah Devlin.

SHARE
RELATED POSTS
Lo Que Nos Dicen las Pandillas Sobre El Mundo En Que Vivimos
La Tierra del Cementerio: ¿Es Realmente un Elemento de Poder?
Nuestras Canciones Comparten Características Universales

Comments are closed.