Salud

Una Mala Dieta Incrementa el Desarrollo de Pólipos de Colon

Comer alimentos conocidos por promover la inflamación puede aumentar el riesgo de desarrollar pólipos. Estos pólipos son un precursor común del cáncer de colon.

En comparación con las personas cuyas dietas contenían las cantidades más bajas de alimentos proinflamatorios; las personas cuyas dietas contenían las cantidades más altas de alimentos proinflamatorios, como las carnes procesadas y la carne roja; tenían un 56 por ciento más de probabilidades de tener uno de estos pólipos, también llamado un «adenoma», según el nuevo estudio.

«La inflamación está asociada de manera muy constante con el riesgo [de una persona] de cáncer de colon», dijo el Dr. Roberd Bostick, profesor de epidemiología en la Universidad Emory en Georgia y autor principal del estudio que se presentó recientemente en la reunión anual de la Asociación Estadounidense para la Investigación del Cáncer.

En el estudio, los investigadores utilizaron un puntaje de «inflamación basada en alimentos» que habían desarrollado en un estudio anterior. Bostick le dijo a Live Science que los alimentos recibieron puntajes en función de cómo afectaron a varios marcadores de inflamación en el cuerpo. Los investigadores incluyeron múltiples marcadores, como diferentes proteínas y moléculas en la sangre, porque la inflamación es compleja y no hay una sola cosa en el cuerpo para medirla, dijo.

Los alimentos que tuvieron los puntajes más altos de inflamación fueron las carnes procesadas y la carne roja, dijo Bostick. Los productos lácteos que contenían grasas también tuvieron puntajes proinflamatorios, mientras que las aves y los peces fueron neutrales; no causaron inflamación, pero tampoco parecieron combatirla, dijo. Las frutas, verduras y productos lácteos sin grasa, por otro lado, se determinaron como antiinflamatorios, dijo.

Para observar cómo las dietas con diferentes niveles de alimentos inflamatorios afectaron el riesgo de una persona de desarrollar un adenoma, los investigadores reclutaron a 1,955 participantes que planeaban hacerse una colonoscopia, dijo Bostick. “Ninguno de los pacientes había sido diagnosticado previamente con ningún tipo de cáncer”, dijo.

Antes del procedimiento, los participantes completaron cuestionarios sobre sus dietas, dijo Bostick. En este punto del estudio, ninguno de los participantes, o los investigadores, para el caso, sabían si la colonoscopia arrojaría resultados positivos, dijo. Esto pudo haber reducido algunos sesgos en la forma en que los participantes informaron sus dietas, agregó.

Durante sus colonoscopias, se encontró que 496 participantes tenían adenomas, según el estudio. Los investigadores encontraron que las personas que comían dietas que contenían las mayores cantidades de alimentos inflamatorios, tenían más probabilidades de tener un adenoma que aquellas cuyas dietas contenían la menor cantidad de dichos alimentos.

Bostick dijo que es posible que cambiar de una dieta proinflamatoria a una dieta antiinflamatoria pueda ayudar a reducir el riesgo de una persona, aunque el estudio no consideró esto. Sin embargo, el efecto dependería del momento de este cambio, dijo.

«El desarrollo de un adenoma o cáncer de colon tiene lugar durante un tiempo realmente largo», y hay numerosos cambios moleculares que ocurren, explicó Bostick. Si una persona cambia su dieta hoy, pero esos cambios moleculares ya ocurrieron, esa persona aún desarrollará un adenoma, dijo Bostick.

 

Fuente: Sara Miller

SHARE
RELATED POSTS
La Importancia de la Salud Mental en Nuestras Vidas
el deterioro cognitivo en los sobrevivientes de un accidente cerebrovascular.
Investigadores Revelan un Nuevo Plan Dietético para Combatir el Declive Cognitivo
Educación con una Correcta Dieta
Científicos Relacionan la Educación con una Correcta Dieta

Comments are closed.